Sabor y aroma, el secreto del Café perfecto

Sabor y aroma, el secreto del Café perfecto

Dice un proverbio turco que “El café debe ser negro como el infierno, fuerte como la muerte y dulce como el amor” nosotros quisimos indagar un poco y contarle a nuestros lectores como debe ser la taza de café perfecta.
Como el vino, degustar un buen café es un viaje a través de todos los sentidos, donde se encuentran aromas, sabores y texturas que encantan y enamoran. El café tiene cuatro características principales que son la acidez, el aroma, el cuerpo y el sabor.
El aroma de un buen café es bien conocido por el olor característico del café recién tostado. Para sentir todo el aroma, primero se debe aspirar el vapor que asciende de la taza. Al igual que un catador de vinos, un buen bebedor de café antes de mojar los labios aspira el aroma.
Su acidez se refiere a esa chispa ligeramente picante que se ve reflejada en esa sensación de sequedad en los bordes de la lengua y en la parte de atrás del paladar. Esta característica hace que el bebedor se estremezca por un instante y que su café no sea plano.
El cuerpo del café, entre tanto, es una cualidad más sutil que las demás y es más difícil de identificar para el bebedor corriente. Este factor se relaciona con las sustancias que se extraen de los granos a lo largo de su proceso, el café debe caracterizarse por su viscosidad, peso y grosor, debe tener cuerpo, no ser demasiado líquido para desplazarse lentamente de la lengua hacia la garganta.
El sabor es quizá la característica más fácil de evaluar para los consumidores, aunque las descripciones que los expertos realizan de esta suelen ser complejas, el sabor es la relación entre el aroma, la acidez y el cuerpo, que juntos dan forma al sabor del café. Este podrá percibirse acaramelado, dulce, maduro, almendrado, picante, entre otros muchos sabores que se distinguen de acuerdo con la variedad y método de preparación empleado.
La calidad de los procesos en la producción del café, desde su siembra hasta la tostión y molienda, determinan la calidad de la taza, esto sumado a la buena preparación dará como resultado una taza de café óptima que cautive con su aroma, cuerpo y sabor.
En Kaldivia Café nos preocupamos por ofrecer una taza de café suave, conservando propiedades como el aroma que se respira en nuestras tiendas debido a la tostión y molienda de nuestro café en cada una de nuestras tiendas. Vivimos una experiencia en cada taza, que nos acerca al origen y nos conecta con el rito del café.